share on:

Desde el año pasado, cuando anunció que se iba de Telefé para tener su propio programa en ElTrece, el futuro laboral de Antonio Gasalla estuvo lleno de preguntas sin respuestas. Tras muchas idas y vueltas, y después de que saliera a la luz que el programa que estaba gestando no iba a ver la luz, el comediante decidió volver a aquel lugar que le dio seguridad y cámara durante los últimos años: el living de Susana Giménez .

“Voy a estar con Susana al final”, le confirmó a Intrusos durante una nota. “Cuando estuve en Estados Unidos hablé con ella por teléfono, no nos vimos allá porque teníamos horarios muy distintos, pero hablamos unas veinte veces”, reveló.
Además aprovechó el momento para contar qué pasó con ElTrece. “Hubo una demora larga de el canal, de no querer entender que no tenían horario. Nadie quiere entender que hay un horario de protección al menor. Yo se la lengua que tengo y de qué hablo, por eso no me conviene ir a poner la cabeza en la boca del león. Estuvimos yendo y viniendo hasta que obviamente no lo hicimos”, contó. “Hubo un contrato, que después obviamente se anuló”.

100 días para enamorarse: después de una noche alcohol, Laura intenta seducir a Gastón
Antonio también se refirió a los conflictos que se generaron el año pasado entre él y Fátima Florez . “Nunca tuve problemas con Fátima, eso fue creciendo a través de la prensa. Lo que yo no sabía, era que haciendo la empleada pública ese año, íbamos a tener tanta gente contratada por el canal. Me parece que es algo que me lo tendrían que haber dicho por un tema de actuación. El primer día, que teníamos a Lanata de invitado, ella entra y yo no sabía ni que estaba en el programa. Yo puse la cara que pondría la empleada pública, que es un personaje”, aclaró para disipar los rumores de pelea. “Yo trabajo hace 55 años, estas cosas de chicana a mi ya no me importan. El chisme se deforma con el tiempo y lo van usando para una cosa y para otra, a mi no me importa”, sentenció.

share on:
share on: