share on:

Lo dijo el titular de Capega, Gonzalo Rodríguez, quien mantuvo una reunión en la tarde de ayer con el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, a los fines de buscar una solución a esta problemática. “El Enarsa pretende cobrarnos un valor por encima de lo regulado por el Ministerio de Energía”, denunció el empresario.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) planteó ayer al ministro de Energía, Juan José Aranguren, la necesidad de avanzar en la discusión de una nueva ley de comercialización de combustibles que “elimine o al menos limite la integración vertical entre las compañías productoras-refinadoras con la comercialización al usuario final”.

Gonzalo Rodríguez, titular de la Cámara de Comerciantes de Derivados del Petróleo, Gas y Afines (CAPEGA), dio detalles de la reunión de la que participaron representantes de las provincias afectadas.

“Ayer estuvimos con el ministro Aranguren y miembros del Cecha y los representantes de las provincias afectadas porque no estamos pudiendo hacer uso de la resolución 80 del Ministerio de Energía, en donde nos da la opción a las estaciones de servicio de GNC de comprar gas en boca de pozo directamente a las productoras o a través de comercializadoras, y de esa forma obtener una reducción importante en la parte impositiva. Esta situación no se está pudiendo dar en nuestra provincia porque el ENARSA (Energía Argentina SA) pretende cobrarnos un valor por encima de lo que establece la resolución”, explicó el empresario.

Rodríguez indicó que “ese fue el planteo que le hicimos al ministro para que encauce esta situación y podamos solucionar este problema, el cual tomó nuestro pedido y se comprometió a darnos una pronta solución”, adelantó.

El titular de Capega señaló que acceder a la resolución 80 “significaría un alivio para el sector porque los costos vienen sufriendo incrementos ya pautados por el Estado, como los incrementos de la electricidad y de la planilla salarial, por lo tanto esta disminución de nuestros costos reduciría en gran medida estos aumentos que se vienen dando, y que por otro lado, no se los puede trasladar al precio al público porque la diferencia entre el precio del GNC y la nafta súper se va achicando cada vez más, entonces hay que mantener una diferencia que sea tentadora para que el mercado del GNC siga subsistiendo”, precisó.

Respecto a la respuesta por parte de Aranguren, dijo que “no nos dio una fecha, pero bien tenga una respuesta nos iba a comunicar”.

Según Rodríguez, “es imprescindible poder empezar a partir del 1º de julio con este ahorro porque los números en las estaciones de servicio son apremiantes y si no se logra esta reducción en los costos va a haber muchas estaciones de servicio que van a estar en peligro de extinción porque la verdad que los costos son agobiantes”, alertó.

share on:

Leave a Response

share on: