share on:

Según datos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), durante el mes pasado se vendieron en el país 131.185 vehículos usados, lo que representó una baja del 4,1 % con respecto al mismo mes de 2017, cuando se habían comercializado 136.787 unidades.

Si la comparamos con mayo, la caída es más pronunciada, ya que en ese período se realizaron 155.129 unidades, lo que muestra una baja del 15,4 %.

Sin embargo, en el acumulado de los 6 primeros meses de 2018, el volumen llega a los 874.325 ejemplares, marcando un crecimiento del 7,7 % con respecto al primer semestre del año pasado, cuando las ventas habían registrado 811.698 vehículos.

Para Alberto Príncipe, presidente de la CCA, “la crisis se está profundizando en el mercado del auto usado. Comenzó en junio con una caída del 4,1 %, mucho menor de lo esperado viendo otros sectores de la industria automotriz. La situación económica y financiera del país nos crea más incertidumbre para el futuro inmediato”.

El titular de la entidad vaticinó que “el segundo semestre va a ser muy difícil a medida que pasen los meses. A esta situación se le suma la falta histórica de planes de financiación inexistentes con las tasas del mercado. Todo este combo hace que prácticamente no tengamos mercado”.

share on:
share on: