share on:

Bill Gates sorprendió en Pekín cuando apareció junto a un frasco lleno de excremento para denunciar la falta de inodoros, un grave problema sanitario para los países en desarrollo. “En los lugares donde no hay instalaciones sanitarias habrá mucho más de esto”, dijo Gates señalado el tarro, durante un foro sobre el futuro de los inodoros celebrado en Pekín.

“Y esto es a lo que se exponen continuamente los niños cuando están fuera jugando, y por eso relacionamos esto no sólo con la calidad de vida sino con las enfermedades, la muerte y la desnutrición”, añadió.

El millonario fundador de Microsoft explicó que más de la mitad de la población mundial carece de instalaciones sanitarias limpias y cómodas. “Cuando pensás en cosas que son básicas, junto a la salud y a tener lo suficiente para comer, tener un inodoro razonable forma parte de esta lista”, añadió.

El foro, llamado Reinvented Toilet Expo, está organizado por la fundación Bill y Melinda Gates y presenta tecnologías punteras en materia de inodoros y de sistemas sanitarios para hacerlos más baratos y fáciles de instalar.

China, la segunda economía mundial, está inmersa en una campaña nacional para mejorar sus inodoros, en lo que el presidente Xi Jinping calificó de “revolución”. “China hizo grandes progresos para mejorar la salud y los servicios sanitarios para millones de personas”, dijo Gates. Según la Unicef, 892 millones de personas en el mundo están obligadas a defecar en el exterior.

Gates presentó en una feria de innovación en Beijing, China, un inodoro que funciona sin agua y transforma los desechos humanos en fertilizante.

El empresario reveló este innovador modelo como parte de una apuesta para hacer frente a la crisis mundial de saneamiento.

“Esta exposición presenta por primera vez tecnologías y productos de saneamiento descentralizados radicalmente nuevos y listos para comercializarse”, destacó Gates en un comunicado divulgado por la Fundación Bill y Melinda Gates.

El inodoro propuesto por Gates no necesita conectarse a ningún sistema de saneamiento, no requiere agua y transforma las deposiciones humanas en fertilizantes, describió hoy la agencia de noticias EFE

Agregó que algunos modelos ya están siendo probados en la ciudad sudafricana de Durban, donde también se están poniendo en marcha otros prototipos que se alimentan de energía solar.

Durante la presentación, el fundador de Microsoft mostró un tarro lleno de heces para explicar que los desechos humanos pueden provocar enfermedades como la diarrea o el cólera, que causan anualmente cerca de 500.000 muertes de niños menores de cinco años en el mundo debido a enfermedades derivadas de la falta de higiene.

Gastes explicó que se pierden más de 200.000 millones de dólares por año debido los costos sanitarios y la baja productividad provocada por la falta de saneamiento adecuado.

El próximo 19 de noviembre se celebra el Día Mundial del Inodoro, con el objetivo de sensibilizar sobre la crisis mundial de saneamiento y fomentar medidas para solucionarla, de acuerdo a lo establecido en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de las Naciones Unidas.

share on:
share on: