share on:

Con tan solo 12 años, Carlos se acaba de convertir en el estudiante más joven en entrar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde estudiará la carrera de Física Biomédica.

Sin embargo, su alta capacidad cognitiva ya había abierto su camino en la educación superior: a los 8 años ya asistía como oyente a la universidad porque “sus materias escolares lo aburrían”.

“La mayor dificultad para llegar a la universidad fue que mis papás convencieran a las personas de que me dejaran hacer los exámenes de secundaria y bachillerato, porque decían que seguramente era puro cuento”, dijo Carlos a la dirección de comunicación de la UNAM.

Pero el niño, oriundo de Morelia, demostró con creces sus capacidades y obtuvo 105 aciertos en el examen de admisión, de un total de 120, con lo que superó la puntuación mínima de 103 aciertos para cursar esta licenciatura. Así logró vencer a quienes eran hasta entonces los estudiantes más jóvenes en ingresar a la casa de estudios, con 15 años, tal como informó Verne.

La Facultad de Ciencias, donde comenzará sus clases el 6 de agosto, calificó su ingreso como un hecho histórico: “Se abre un capítulo de inclusión en la vida universitaria”, dijeron en un comunicado.

La fama de Carlos no es nueva. En 2016, luego de concluir un diplomado en la Facultad de Química, fue invitado a la Cámara de Diputados de su país y sorprendió a todos tras hablar claro frente a los legisladores: “No, yo no quiero ser como ustedes, yo quiero ser científico”, dijo.

share on:
share on: