share on:

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela aseveró a través de un fallo que el presidente Nicolás Maduro tiene las facultades para convocar a una Asamblea Constituyente “comunal”, sin consulta previa en referendo.

“La Sala Constitucional del TSJ considera que no es necesario, ni constitucionalmente obligante, un referéndum consultivo previo para la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente”, precisó la sentencia. Además indicó que Maduro “ejerce indirectamente y por vía de representación la soberanía popular”, al igual que los otros órganos del poder público que pueden convocar una Constituyente: la Asamblea Nacional y los concejos municipales de en cabildo.

“Es en el pueblo, como titular de la soberanía, en quien reside el poder constituyente originario. Sin embargo, el artículo 348 (de la Constitución) precisa que la iniciativa para ejercer la convocatoria constituyente le corresponde, entre otros, al presidente de la República en Consejo de Ministros”, destacó el alto tribunal en una nota de prensa.

La oposición califica de “fraude constituyente” la iniciativa presidencial que “no está contemplada” en la Constitución y que representa el “golpe de estado continuado” perpetrado desde el Poder Ejecutivo con apoyo del Judicial contra el Legislativo.

A través de un documento suscrito por los más de veinte partidos que integran la coalición opositora rechazaron la propuesta de Maduro “por no haber sido consultada” con los venezolanos tras destacar que “ningún Poder del Estado puede usurpar las funciones que le corresponden al pueblo”.

“Cualquier participación en dicho proceso es un acto de complicidad con el fraude a la Constitución y por ende quien llegare a realizarlo se declara copartícipe del fraude”, afirmó el diputado Carlos Berrizbeitia, vocero de la MUD al leer el texto.

El parlamentario convocó a todos los venezolanos a organizarse para defender la Constitución e insistió que “Venezuela no necesita cambiar la Constitución, sino cambiar de gobierno y de régimen como única salida a la crisis”.

En tanto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) habilitó este miércoles el portal web para registrar los aspirantes a participar en la Constituyente, pese a que Luis Emilio Rondón, uno de los cinco rectores principales del ente comicial rechazó que se comiencen las postulaciones sin normas que regulen dicho proceso.

• Devaluación

Por su parte, el Gobierno formalizó una devaluación del bolívar de un 64,1 por ciento, al anunciar el resultado de un nuevo tipo de cambio producto de un sistema de subastas semanales.

El director del Banco Central de Venezuela (BCV), Pedro Maldonado, anunció el resultado de la primera subasta realizada el jueves pasado, en la que participaron empresas y personas físicas para una puja que determinó la nueva tasa para el llamado cambio de divisas complementarias (dicom).

En la primera subasta participaron miles de demandantes que ofrecieron comprar divisas ofrecidas por el BCV dentro de una banda de 1.800 y 2.200 bolívares por dólar.

Maldonado dijo que la puja determinó un tipo de cambio de 2.010 bolívares, más del doble de la tasa que registró el dicom antes de la subasta, que era de 721 bolívares, un nivel fijado directamente por el BCV.

La depreciación del dicom supone una devaluación superior al 64 por ciento, lo que empujará aún más la inflación, cuyo nivel oficial no ha sido publicado en más de un año. Especialistas independientes la ubican en alrededor de un 800 por ciento en los últimos 12 meses.

En adelante, los productos e insumos que sean importados se pagarán con el nuevo dicom, lo que dará un nuevo impulso inflacionario.

El Gobierno mantiene otra tasa preferencial, llamada divisas preferenciales (dipro) a 10 bolívares por dólar, reservada únicamente para la importación de alimentos y medicinas. Las restantes operaciones para las importaciones del país se hacen con el dólar dicom, que pasó ahora de 721 a 2.010 bolívares.

Pese a la devaluación, el tipo de cambio dicom está bastante por debajo de la tasa en el mercado negro, que hoy escaló a 6.108 bolívares.

Maldonado dijo que en la subasta se adjudicaron 24,1 millones de dólares, de los cuales 22,2 millones fueron para 776 empresas que se registraron para la puja y 1,9 millones a 3.054 personas físicas.

Agregó que con el sistema se logró satisfacer la demanda de un 55 por ciento de las empresas que entraron en puja.

share on:

Leave a Response

share on: