share on:

Días atrás, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán creo el proyecto “Vigía Ciudadano de Tránsito y Transporte”, en el que los vecinos de la capital a través de líneas de celular tienen la oportunidad de enviar evidencia fotográfica de infracciones viales.

Esta iniciativa fue cuestionada por el concejal del bloque Tucumán Crece-PJ, David Mizrahi, quien adelantó que elevará un pedido de informes, para saber con certeza cual es la utilización de recursos por parte del área de tránsito de la comuna capitalina.

“Resulta descabellado que con el presupuesto que tienen en personal a los efectos de que haya agentes en la calle controlando la actividad, tengan que recurrir a personas a que saquen fotos exponiéndose a situaciones que no corresponden”, criticó el edil.

“¿Porqué tenemos que recurrir a un sistema inconstitucional y hasta infantil para hacer cumplir las normas cuando estamos aplicando muchísimos recursos que podrían ser utilizados de otra forma?”, analizó al respecto.

Detalló que el área de tránsito (Subsecretaría de Tránsito y Transporte y la Dirección de Tránsito y la Vía Pública) dispone de más de 350 millones en el presupuesto para regular y controlar la actividad.

“Lo que falta es que el intendente reparta un cepo en cada domicilio y le diga a los particulares que cuando vean un auto mal estacionado se lo pongan”, ironizó el concejal.

Mizrahi sostuvo que busca tomar conocimiento “de cuantos agentes hay contratados, cuantos deberían estar en la calle y cuales son los controles que están haciendo”.

Por último aconsejó que si a algún ciudadano le llega una infracción a través de este proyecto, que se acerquen hasta el Concejo Deliberante. “¿Un juez de faltas como va a fundar la aplicación de una sanción en una foto tomada por un teléfono que no cumple con los requisitos de seguridad?”, finalizó.

share on:
share on: