share on:

Lo hizo en oportunidad de inaugurar las sedes de oficinas judiciales en Concepción. Se refirió también a la cobertura de vacantes con funcionarios alternativos. Consideró que los habitantes del sur no merecen tener la inseguridad que sufren.

La crisis en la seguridad, particularmente de ciudades del interior de la provincia, fue la tema saliente que analizó el Ministro Fiscal, Edmundo Jiménez, ante la prensa que lo abordó en la ciudad de Concepción, hasta donde se había trasladado por dejar inauguradas las flamantes sedes en las que funcionarán, a partir de ahora, la Defensoría Civil Itinerante y la Oficina de Violencia Familiar ( OVIFAM) del Centro Judicial de Concepción. Se trata de un edificio del Ministerio Fiscal, ubicado en calle Rivadavia 177 de la ciudad sureña.

Jiménez lamentó que ciudades como Concepción, Monteros, Aguilares y Juan B. Alberdi tengan el nivel de inseguridad que hoy sufren. Reconoció que “algo de esto nos cabe. Vamos a seguir trabajando fuerte para lograr el nivel de seguridad que se merecen. Si bien no es habitual reconocerlo, ya que cuando se trata de seguridad se señala a la policía, nosotros también tenemos que ver, lo mismo que jueces y policías”.

Sostuvo que si bien venían trabajando de manera conjunta con la Corte Suprema, a partir de la independencia financiera y funcional del Ministerio Público, resuelta por ley hace algo más de un año, todo fue más intenso, porque se logró resolver el problema de la burocracia. “Hoy inauguramos nuevos espacios en Concepción para los médicos forenses, defensorías y psicólogos. Y vamos a continuar en esta tarea, en la que estamos empeñados, para que el Ministerio Público cumpla con su obligación con la sociedad”, dijo Jiménez.

“Hoy la gente está preocupada, afligida, atemorizada por lo que está pasando cuando deja su casa sola, cuando salen los chicos a tomar el colectivo, cuando van a su trabajo. No merece ninguna de estas ciudades vivir esta situación. Por eso, hoy estamos inaugurando espacio físico, dándole a los médicos forenses capacidades para trasladar también sus muestras de investigación a los laboratorios de San Miguel de Tucumán, proveyéndolos de vehículos, empujando para que CAM proponga las ternas para cubrir las nuevas fiscalías creadas por ley. Tenemos que trabajar todos juntos. Eso le dije a los empleados y también traslado este mensaje a los ciudadanos de Concepción”, continuó.

El jefe de los fiscales hizo clara alusión a la necesidad de cobertura de vacantes con funcionarios alternativos, advirtiendo que el problema que afronta la gente en estos momentos es grave y que repercute en la seguridad. Efectuó un racconto de situaciones complejas en otros fueros, al mencionar los juicios civiles en los que se reclaman sucesiones, o los juicios laborales. “La verdad que esto es crítico. Tenemos que dar alguna respuesta y encontrar soluciones alternativas, ya sea a partir de los auxiliares de fiscal y de jueces subrogantes, porque si tenemos que esperar de toda la estructura de elección de jueces del Consejo Asesor de la Magistratura, del Ejecutivo, del acuerdo de la Corte Suprema, de las impugnaciones y demás, la respuesta no va a llegar con prontitud. De acuerdo a lo que conozco son muchos los jueces que se jubilan y dejan su cargo. Bajo estas condiciones es complicado llegar a tiempo con el trámite para cubrir esas vacantes. Necesitamos muchos jueces, fiscales y defensores”.

Por último, reconoció que “estamos en una situación complicada. Sólo el que no mira hacia la gente, o no escucha su preocupación, no puede advertir esto. Vivimos una situación caótica en materia de seguridad, por eso hay que redoblar los esfuerzos y buscar métodos alternativos para ir resolviendo las cuestiones que se presentan y dar lo más pronto posible la respuesta que la sociedad necesita de nosotros”.

share on:
share on: