share on:

Hasta el 13 de julio se llevarán a cabo actividades para concientizar a la población sobre la detección temprana, la atención y el asesoramiento de dicha patología que afecta a uno de cada 1.000 bebés. La hipoacusia es la falta de capacidad para escuchar los sonidos y puede producirse por factores hereditarios, congénitos o adquiridos desde el momento del nacimiento, incluso desarrollarse a lo largo de la vida obedeciendo a numerosos factores causales.

El doctor Martín Fontana, otorrinolaringólogo del hospital del Niño Jesús, explicó que cuando los bebés nacen en alguna de las maternidades seguras de la provincia se les realiza un screening auditivo universal para medir su capacidad auditiva, y en caso de necesitarlo se le brinda un tratamiento oportuno.

Una vez que se realiza el estudio, y si el mismo presenta alteraciones, el pequeño es referido al Servicio de Otorrinolaringología Pediátrica del hospital, donde un equipo interdisciplinario le practica análisis complementarios para descartar alguna patología banal.

En caso de confirmarse la hipoacusia en el paciente, se continúa con el proceso de atención para que el recién nacido sea equipado con audífonos. Sin embargo, si este tratamiento no es suficiente como para permitirle desarrollar el lenguaje, entonces se recurre al implante coclear.

Es un dispositivo médico electrónico que sustituye la función del oído interno dañado y se realiza a través de una intervención quirúrgica que dura aproximadamente tres horas”, manifiesta el especialista.

Desde el año 2015 el establecimiento pediátrico realiza esta novedosa práctica quirúrgica que permite a los niños ingresar al mundo del sonido y poder desarrollar el lenguaje en iguales condiciones que los demás chicos. Hasta el momento se hicieron 24 implantes exitosos y se esperan tres cirugías más para el próximo 25 de julio.

share on:
share on: