share on:

Luego de varias semanas de conflicto en las redes sociales, Jorge Rial hizo las paces con su hija, Morena . Y el conductor dio a conocer la buena noticia, justamente, desde su cuenta en Instagram.

“Por fin volvió la sonrisa que tanto extrañaba. La vida pone pruebas. Enoja. Aleja. Te hace creer que no se puede más. Pero sí. El amor es indestructible. Aunque aparezcan cientos para dinamitarlo”, escribió junto a una foto en la que se la puede ver a la adolescente, de 19 años, riendo.
“Morena es fuerte. Tiene ganas de vivir. De volver a ser quién era. Una mujer en busca de su lugar en el mundo. Y está otra vez en el camino correcto. Amada. Cuidada. Rodeada de la gente que la ama. Los de siempre. Su hermana. Su familia. Sus buenos amigos. Nada puede vencer al amor. Volvemos juntos al camino que decidimos recorrer juntos hace casi 20 años. Con mucha paciencia porque el tiempo juega a nuestro favor. Crecer duele. Pero el amor sana. Y en eso nadie nos gana, hija”, concluyó el conductor de Intrusos.
El conflicto entre Rial y Morena se hizo público a mediados de mayo, cuando la adolescente comenzó a publicar mensajes en las redes mensajes claramente dirigidos a su padre, acusándolo de haberla abandonado y exigiéndole judicialmente el pago de una cuota alimentaria . Entonces, el conductor aseguró que estaba siendo víctima de una extorsión, y apuntó al entorno de quien era el novio de su hija en ese momento, el futbolista de Temperley Facundo Ambrosioni.

El 25 de junio, Morena dio cuenta de que se encontraba internada, a la espera de una transfusión de sangre. Según trascendió, padecía de una úlcera que le provocó un sangrado interno y la condujo a un grave cuadro de anemia. Permaneció en un sanatorio varios días, hasta que un psiquiatra solicitó que fuera derivada a un centro de salud mental.

“Lamentablemente mi hija Morena está atravesando un difícil momento de salud y está internada en Ineba [Instituto de Neurociencias de Buenos Aires]”, indicaba Rial en las redes sociales, el pasado 5 de julio. “Luego de varios episodios que pusieron en serio peligro su vida los médicos del Sanatorio Finochietto y los psiquiatras de OSDE decidieron dar cuenta a la justicia. Intervino el juzgado en lo Civil 76 y, con las evaluaciones correspondientes, dieron la orden de internación”.

share on:
share on: