share on:

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da SIlva fue condenado este miércoles a 9 años y medio de prisión bajo cargos de corrupción y lavado de dinero por el juez Sérgio Moro, en la sentencia más impactante de la Operación Lava Jato, que puede inhabilitar la eventual candidatura para 2018 del líder del Partido de los Trabajadores, quien sin embargo permanecerá en libertad mientras el fallo no sea confirmado en segunda instancia.

Moro encontró a Lula culpable de recibir el equivalente a 700.000 dólares en un departamento ubicado en el balneario de Guarujá por parte de Leo Pinheiro, socio de la constructora OAS, condenado por ser encontrado el corruptor del ex mandatario.

Horas después, desde un hotel de San Pablo, el abogado defensor de Lula, Cristiano Zanin Martins, repudió la sentencia como “ilegítima y un ataque a la Constitución” y prometió que buscarán “probar la inocencia (de Lula) en todas las cortes que no sean tendenciosas, incluso las internacionales”.

Por eso, miles de personas salieron a marchar en la Avenida Paulista en San Pablo, tanto para repudiar como para celebrar la sentencia.

En Brasil, el juez federal de primera instancia no investiga, sino que lo hace el Ministerio Público, pero tiene condiciones de emitir sentencia sin necesidad de elevar a otra instancia para hacer un juicio oral.

La sentencia de Moro, que también prohíbe a Lula ocupar cargos públicos por 18 años, estará en suspenso hasta que se expida el Tribunal Regional 4 de Porto Alegre: si se confirma, el ex presidente será inhabilitado para participar de las elecciones de 2018, para las cuales es favorito, y es probable que pueda ser detenido.

“Es un atentado contra la democracia”, dijo en un comunicado la presidenta del PT, la senadora Gleisi Hoffmann.

“Es un absurdo jurídico condenar sin pruebas” y una “sentencia que hiere a la demoracia y avergüenza al país”, opinó por su parte DIlma Rousseff, sucesora de Lula y destituida el año pasado por violar la ley de responsablidad fiscal.

share on:

Leave a Response

share on: