Panorama 24 Martes 25 de Abril del 2017

Facebook estrena herramienta para combatir el "porno venganza"

Facebook combatirá la publicación de imágenes íntimas sin consentimiento -la llamada "porno venganza"- con una serie de herramientas que facilitarán a los usuarios reportar esos contenidos, para luego evitar que se repliquen en la red social, en Messenger

El anuncio busca solucionar una problemática que afecta a millones de personas en todo el mundo y que muchas veces pasa desapercibido por no estar legislado, pero que es un "problema de dimensiones globales" que "merece atención regulatoria", según explicó a Télam la senadora por San Juan Marina Riofrío, autora de un proyecto de ley que tiene media sanción de la Cámara alta.

La red social informó en un comunicado que entre las "soluciones" que propuso, lo primero es reportar el contenido: "Si encontrás una imagen que parece haber sido compartida sin autorización en Facebook, podés reportar este contenido la plataforma haciendo clic en la flecha localizada en la esquina superior derecha".

Una vez realizado el reporte, un miembro del equipo de Operación de Comunidad, "entrenado para y determinar la eliminación de estas imágenes si violan sus Normas de Comunidad, procederá a revisar el contenido.

"Después, vamos utilizar la tecnología de 'photo-matching' para ayudar a frustrar los intentos de compartir las mismas imágenes íntimas en Facebook, Messenger y Instagram", aseguró la red social, y adelantó que "si alguien trata de compartir estas imágenes después de que ellas sean denunciadas y eliminadas, vamos advertir a la persona que la imagen infringe nuestras políticas, y vamos a detener su intento de compartir".

Esta iniciativa, informó Facebook, es fruto del trabajo junto con "más de 150 organizaciones de seguridad y expertos del tema" en Kenia, India, Irlanda, Estados Unidos, España, Turquía, Suecia y Holanda, muchas de las cuales "proporcionan recursos y apoyo a las víctimas de este tipo de comportamiento para este proceso".

El "porno venganza" se refiere a la publicación de imágenes íntimas y explícitas en Internet sin el consentimiento de al menos una de las personas que aparecen en ellas -con el objetivo de extorsionarlas o humillarlas-, y se llama así en alusión a uno de los primeros sitios que ofrecían eso como objetivo.

La senadora Riofrío manifestó su "satisfacción" por el lanzamiento de estas herramientas, y valoró "toda acción que sirva para detener la reproducción de aquellas imágenes que no hacen más que vulnerar el derecho a la intimidad de las personas."

"Esta herramienta será importante ya que si bien el ataque que implica la pornografía de venganza es personal, la reproducción es masiva e inmediata, lo que vulnera aún más los derechos de las víctimas", consideró Riofrío, autora de un proyecto de ley que obtuvo media sanción en el Senado en noviembre de 2016 y espera su tratamiento en Diputados.

Esa iniciativa propone una modificación al Código Penal para sancionar estos actos delictivos, establece una pena de entre seis meses y cuatro meses de prisión (como en casos de grooming o ciberacoso), y obliga a la persona condenada a arbitrar los mecanismos necesarios para "retirar de circulación, bloquear, eliminar o suprimir, el material de que se tratare, a su costa y en un plazo a determinar por el juez".

"Este problema de dimensiones globales merece atención regulatoria ya que existe claramente un derecho vulnerado y en nuestro sistema jurídico, si existe un derecho vulnerado debe preverse un mecanismo para su reparación", continuó la senadora sanjuanina.

Filipinas fue en 2009 el primer país en criminalizar este delito, y le siguieron Israel, España, Japón, Inglaterra, Gales y 30 estados norteamericanos.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto de Investigación Data & Society en diciembre de 2016, al menos uno de cada 25 estadounidenses fue víctima de venganza porno, lo que supone alrededor de diez millones de personas.

Asimismo, una de cada diez mujeres adolescentes en Estados Unidos fue amenazada con la posibilidad de que se compartan en Internet sus fotos íntimas, señaló la investigación, mientras que en el Reino Unido hay más de 200 procesados por este delito desde 2015, según datos de la Fiscalía de la Corona.

En Argentina, "al no estar tipificado penalmente, al no estar prohibido, algunos piensan que pueden reproducirlo sin problemas y gozan de completa impunidad. La penalización del delito rompe con la lógica de que no se está haciendo nada malo", señaló Riofrío, y sentenció: "Debe quedar en claro que cada vez que alguien difunde tales imágenes, está perpetuando el delito y la violencia que éste conlleva".

contenidos relacionados

0 comentarios

Comentarios

ESPECTACULOS