El último adiós de Silvio Soldán a su madre, Tita: "Ocurrió lo inevitable"

El conductor estuvo acompañado por su amigo Cacho Rubio. “No sintió dolor, que es lo más importante”, aseguró

Silvio Soldán estuvo presente y dialogó con la prensa en el último adiós a su madre, Genoveva Adelina Tita Terrugi, quien falleció este miércoles a los 102 años. "Ocurrió lo inevitable, vivió mucho y tuvo una vida muy intensa", manifestó el conductor, quien estuvo acompañado en todo momento por su amigo Cacho Rubio.

"Fue una persona maravillosa y muy querida por todas las personas que la conocieron, salvo una excepción (en referencia a su ex pareja, Silvia Süller, quien en su momento acusó a Tita de su separación). Llegó el momento de la despedida. Lo único lamentable fue una confusión que hubo con no sé quién, alguien que no chequeó una información equivocada que no tenía absolutamente nada que ver con la realidad", dijo Silvio en diálogo con Crónica TV.

A pesar de la lamentable noticia, el conductor dijo que estaba "preparado" para lo peor: "Cuando pasás los 100 años la cosa está bastante cercana de alguna manera. Los 11 días que estuvo en el Sanatorio Güemes hacían prever que esto podía llegar. Yo sabía cuando vino que era imposible que salga". Y agregó: "Tengo millones de recuerdos, cómo no. Mi vieja y yo éramos uno solo".

Sobre los últimos días de su madre, contó: "No tuvo sufrimiento ni dolor, que es lo más importante. Lo que les decía a los médicos era cuánto tiempo va a estar todavía pero en lo posible que no la hagan sufrir. No tenía solución, esto se sabía. Efectivamente no hicieron nada para reanimarla".

Concluyó el conductor: "Ahora la vida sigue como todos los días, de la mejor manera posible. La vida es muy linda y es lindo vivirla. Yo la vivo bastante inmensamente. Tanto mamá como papá fueron longevos. Papá a los 86 y mamá a los 102, se suponía que yo podía ser longevo y ya lo estoy siendo".

contenidos relacionados

0 comentarios

Comentarios

ESPECTACULOS