Palito Ortega fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura

Rodeado de su familia y algunos de sus afectos más cercanos, Ramón "Palito" Ortega fue declarado Personalidad Destacada de la Cultura. El acto se llevó a cabo en la Legislatura porteña y obedeció a una iniciativa del legislador socialista Roy Cortina.

"Descubrimos que todavía no le había sido otorgado este reconocimiento y no podíamos creerlo. Palito forma parte de los recuerdos y de la vida de varias generaciones", señaló Cortina a modo de explicación. Ortega, en tanto, se mostró muy emocionado, y luego de escuchar las palabras del legisladors leyó una carta en la que le agradeció a Dios por su carrera y por su familia.

En las primeras filas del Salón Dorado de la Legislatura se encontraban, justamente, su esposa, Evangelina Salazar , sus hijos Rosario , Sebastián , Luis y Julieta , y su nieto Bautista. Además, dijeron presente Oscar Martínez , Cacho Castaña , Juanse, Marina Borensztein , Matías Santoiani, Fernando Noy y el Vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli.

Luego de que se diera lectura a la Ley que lo declaró Personalidad Destacada de la Cultura, llegó el momento de la música. La primera en subir al escenario fue Rosarito, que regaló a su padre su propia versión del clásico "Sabor a nada". Claro que los presentes querían escucharlo a él, y Palito no se hizo desear. Empezó bien arriba con el clásico "Un muchacho como yo", acompañado por su antiguo compañero Lalo Fransen.

Siguieron la nostálgica "Autorretrato de mi vida", "Viva la vida" y una versión a dúo con Cacho Castaña de "Sabor a nada".

Para interpretar "Estoy perdiendo imagen a tu lado", el clásico que en los 90 reversionó su hijo Emanuel, Palito contó con la compañía de Bautista -hijo de Emanuel y Ana Paula Dutil- en la batería.

Fiel a su estilo, interrumpió por un momento la música para hablar sobre la situación de los afectados por las inundaciones en varias provincias, incluida su Tucumán natal. "Seguramente algo haremos", reveló, y recalcó la solidaridad del pueblo argentino frente a este tipo de tragedias.

El público pedía rock & roll, y Palito les dio lo que querían. Junto a Juanse tocó un clásico de Los Ratones Paranoicos, "Vicio", y luego de recordar a su amigo Sandro, cantó la última canción que, reveló, entonaron juntos en Nueva York: "Popotitos".

Con un fuerte aplauso, terminó el acto, pero los fanáticos de Palito y Evangelina querían más. Habían llevado viejos discos de pasta -la mayoría de la banda sonora de la Mi primera novia- y la pareja que hace 50 años pasó por el registro civil se detuvo a firmárselos uno a uno. "Es increíble lo que sigue generando Ramón. Aún me sorprende. Lo quiere gente de todas las generaciones", comentó una radiante Evangelina, sin dejar de sonreír.

contenidos relacionados

0 comentarios

Comentarios

ESPECTACULOS