share on:

Cientos de personas con distintas discapacidades se concentraron esta tarde junto a amigos y familiares en el Obelisco porteño para reclamar la restitución de las pensiones no contributivas.

Con afiches y banderas que hacían referencia a las discapacidades y necesidades económicas de cada caso, los manifestantes cortaron el tránsito en la esquina de Corrientes y 9 de Julio para reclamar la restitución inmediata de los beneficios.

Sandra contó que “esas pensiones son las que les permitían a muchos de nosotros llegar a fin de mes; yo pago un alquiler al que puedo cubrir porque todos los meses estaban los 3.600 pesos que cobra mi hija, que es hipoacúsica”.

Graciela dijo que “a los 55 años a mí se me hace muy difícil que me tomen en un trabajo porque tengo dos tumores y soy hipoacúsica; el otro día me enteré que me habían sacado la pensión cuando fui al cajero y no había plata, tuve que esperar hasta el otro día que abra el banco para enterarme que me habían sacado la pensión y cuando fui a la Anses me dijeron que no correspondía porque mi marido es jubilado y cobra 8.000 pesos”.

Natalia contó que “las pensiones no son un privilegio, son una necesidad; mi hijo tiene síndrome de West y cobra 4.000 pesos mensuales, pero cada paquete de pañales son 164 pesos y cada sesión semanal de terapia 300”.

share on:

Leave a Response

share on: