share on:

Todo indica que este será un año en el que los salarios perderán ampliamente contra la inflación. Las estimaciones indican que la suba de precios estará por encima de 42%, y que los sueldos quedarán más de un 11% relegados. Es por eso que antes de que cierre 2018 más empresas planifican ajustar por tercera vez las remuneraciones de sus empleados.

Así lo reveló la consultora internacional Willis Towers Watson en la presentación de su Seminario Anual de Compensaciones y Beneficios, en el que indica que 35% de las empresas sondeadas respondió que piensa en un tercer ajuste este año. Desde 2011 hasta el año pasado esa misma respuesta apenas había logrado un máximo de 17%. Por consecuencia, se redujo de 63% a 49% interanual las compañías que piensan dar un segundo aumento.

Porcentualmente, este sería el peor año en la puja entre inflación y aumentos al menos desde 2015. Ese año y 2017 cerraron con un incremento de los salarios de 2,3% y 2,5% por encima de los precios. En cambio, en 2016 perdieron 8,2% y ahora se estima que perderán 11,7%.

En cuanto a los sectores que mayores mejoras recibirán este año están petróleo, logística y transporte, medios, y metalúrgica. Además, el 91% de las empresas prevé cumplir con los bonos anuales pactados, cuyo porcentaje varía según rubro pero que suele estar en general entre un 90% y 100% del salario.

Otro dato relevante de la encuesta es que aumentó a 56% la cantidad de empresas que prevé despedir personal. En marzo era de solo 18%. Mientras que las contrataciones se achicaron de 42% a 38%. Asimismo, muchas responden que planean dejar de contratar nuevos empleados, no realizar reemplazos de aquellos que dejen su puesto, reducir los planes de capacitación, revisar los planes de salud y otros beneficios, e implementar retiros voluntarios, entre otras acciones.

Por otro lado, el estudio afirma que se incrementó un 15% el costo por trabajador de la cobertura frente accidentes laborales, que ya está cerca del promedio de $ 800. Asimismo, los juicios laborales van camino a ser menores en 2018 tras varios años en aumento constante. Esto se debe a que las provincias con mayor cantidad de empleados se sumaron a la nueva ley de ART (la 27.348).

En cuanto al bienestar del personal en estos momentos de crisis, el 22% de los empleadores reconoce que su fuerza laboral está afectada por problemas financieros, y un 71% planea tomar medidas al respecto. El 42% de los trabajadores encuestados dice estar viviendo sin ahorros.

Cabe destacar un hecho que el estudio desmitifica, al menos ante este contexto económico que vive el país. El salario es el mayor reclamo de los empleados, y supera ampliamente a otros pedidos como flexibilidad, teletrabajo, y capacitación, entre otros.

El estudio también aborda la cuestión de género y señala que solo 9% de las mujeres llega a cargos ejecutivos, 26% a las gerencias, y 32% son jefas, pese a que representan el 46% de la masa laboral. Aunque que en cuestiones salariales la brecha es menor que en el pasado y según el puesto no supera el 9% en favor de los hombres.

share on:
share on: