share on:

El espíritu mundialista parece haber contagiado en Vladimir Putin y permitió que, finalmente, funcionaran los guiños futboleros que Mauricio Macri acostumbra a mechar en sus reuniones bilaterales y que habían fracasado abruptamente en el pasado con el presidente ruso. Esta vez, Macri tiró una pared y Putin se la devolvió.

En 2016, durante la cumbre del G-20 en China , Macri intentó un chiste futbolero y se mostró ilusionado con la posibilidad de que la Argentina y Lionel Messi levantaran la copa en Rusia. Putin, inmutable, le preguntó a su traductor si “lo estaba cargando”. El mandatario argentino reincidió en enero de este año. Recibió, otra vez, la gélida mirada del ruso.

Cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G-20 en Buenos Aires: agenda y mapa de cortes
Hoy, antes de que comenzaran las formalidades de la reunión bilateral en esta ciudad, Macri volvió a sacar el tema. Le dijo a Putin que le hubiese gustado asistir a algunos de los partidos del mundial, pero que la coyuntura local se lo había impedido. También destacó el papel que cumplió el seleccionado ruso, que llegó a los cuartos de final.

Quienes participaron en la reunión cuentan que fue un detalle en particular el que “metió en la cancha” a Putin: cuando Macri calificó de excelente la organización de la copa mundial e impecable la infraestructura. “Putin se agrandó”, resumió la fuente.

Acto seguido, el ruso le dijo que quiere aprovechar esa infraestructura con un torneo en el que participen los seleccionados latinoamericanos y le propuso a Macri sumar la Argentina. Hasta intentó un consuelo, recordándole que el seleccionado había sido eliminado por el campeón, Francia.

El fútbol volvió a escena durante la reunión con el primer ministro de la India, Ravendra Modi. Macri le agradeció por la cantidad de hinchas indios que tenía el combinado argentino, un fenómeno registrado por medios y redes sociales. Modi le contó que, ante cada partido, la mitad de las ciudades del país alentaban a la celeste y blanca. Y que incluso hubo muertos cuando la Argentina quedó eliminada. No se sabe cómo devolvió esa pared Macri.

share on:
share on: