share on:

San Martín tenía cita con Brown de Adrogué y si bien no pudo sumar de a tres, logró un empate 2 a 2 que le permitió estirar el invicto sin derrotas a seis partidos.
El equipo de Diego Cagna buscaba el triunfo que le permitiera seguir escalando en la tabla de posiciones y si bien el punto no está mal, la sensación del final fue la de bronca por los dos puntos que quedaron en el camino.
Es que el “Santo” jugó bien, sobre todo en el primer tiempo, cuando antes de los 15 minutos se puso en ventaja con un buen gol de Leandro Gracián. El volante, que reapareció en el 11 titular, fue una de las figuras de la etapa y le dio juego a un “Santo” superior al rival que llegaba con la misma necesidad de ganar.
Sin embargo, la historia comenzó a cambiar sobre el final del primer tiempo, cuando Alexis Ferrero cometió un tonto penal y le permitió a Juan Olivares cambiarlo por gol para establecer el empate antes del descanso.
En el complemento el local arrancó mejor y hasta logró dar vuelta la historia a través de Brian Gómez, uno de los ingresados que superó a César Taborda y marcó el 2-1 a los 78 minutos. Pero San Martín sintió el golpe y fue con todo por el empate, logrando su cometido gracias a Rodrigo Moreira.
El defensor volvió a decir presente y puso el 2-2 apenas tres minutos después del gol del local y salvó las papas de San Martín. El equipo de La Ciudadela pudo ganarlo pero no se le dio y al menos logró mantener el invicto sin derrotas, lo que le permite ilusionarse con poder dar pelea en las fechas que restan.
El próximo rival es nada menos que Brown de Puerto Madryn, el escolta de Argentinos con 53 puntos y uno de los rivales a vencer en el nuevo plan “Santo” para poder seguir escalando en la tabla.
Fuente La Gaceta

share on:

Leave a Response

share on: