share on:

Más de 70 personas murieron el fin de semana en Siria en lo que se sospecha fue un ataque químico contra los rebeldes en Duma, Guta Oriental, ciudad que según la prensa local los insurgentes acordaron abandonar, tras el hecho en el que algunas organizaciones afirmaron que murieron más de 150 personas.

La Asociación Médica Sirio-Americana (Sams) informó que poco antes de las 20:00 hora local del sábado fueron llevadas a las clínicas en la ciudad de Duma cientos de personas con síntomas de haber estado expuestas a un gas nervioso. Según Sams, las víctimas tenían dificultades para respirar y sufrían problemas cardíacos.

La organización de rescate formada por voluntarios Cascos Blancos aseguró en Twitter (@SyriaCivilDef) que un helicóptero lanzó un barril con químicos sobre Duma, que mató a al menos 150 personas y causó heridas a más de mil.

Familias enteras murieron asfixiadas en sus refugios, denunció la organización, que añadió que la cifra de víctimas aumenta constantemente. En su cuenta de Twitter, la organización publicó fotos terribles de las presuntas víctimas, algunas con espuma alrededor de la boca.

Entre los muertos en el bombardeo contra la ciudad de Duma hay “un gran número de niños”, aseguró a dpa un portavoz de la Unión de Organizaciones de Cuidados y Socorro Médicos (UOSSM).

El portavoz Ari D’Souza afirmó que en el aire se percibía olor a cloro, pero que se cree que también se utilizó gas sarín porque se trata de una sustancia que se hunde y muchas de las víctimas fueron encontradas en refugios subterráneos.

En otro comunicado, la organización asegura que está convencida de que habrá más de 100 muertos porque está teniendo “dificultades extremas para llegar hasta las víctimas por el continuo bombardeo de Duma”.

“Este es uno de los peores ataques químicos en la historia siria”, afirmó el presidente de la UOSSM, Ghanem Tayara.

El Centro de Medios de Guta, cercano a la oposición, aseguró por su parte que hubo 75 civiles muertos y 1.000 afectados. “En torno a las 21:00 horas (del sábado) se lanzó un barril desde los helicópteros de Assad”, aseguró en referencia al presidente Bashar al Assad. Según asegura, contenía “gas sarín”.

Por el momento, la información no pudo ser corroborada de forma independiente.
A su vez, la agencia de noticias SANA informó que los rebeldes sirios acordaron el domingo abandonar Duma cerca de la capital, Damasco.

Según el acuerdo alcanzado con el gobierno, todos los combatientes de la facción rebelde Jaish al-Islam se irán a la ciudad de Jarabulus, controlada por la oposición, en el norte de Siria, y las personas que se encuentran en cautiverio del grupo serán liberadas, informó la agencia estatal, citando una fuente oficial no identificada.

share on:
share on: