share on:

Todos saben quién fue su hermano y aunque él no suele hacer leña del árbol caído, ni sacar provecho de eso, a 18 años de aquel fatídico 24 de junio de 2000, aún es inevitable no relacionar a Ulises Bueno (32) con El Potro Rodrigo.

Fue así como este sábado a la noche, el joven cantautor invitado a PH Podemos Hablar (Telefe, sábados a las 22) realizó una conmovedora confesión sobre la muerte del ídolo cuartetero.

En detalle, el hijo menor de Beatriz Olave (69) visitó el programa de Andy Kusnetzoff (47) y además de hablar de su reciente éxito en todo el país (en Córdoba lo idolatran desde hace años), el vínculo con su padre y su pasado con las drogas, también recordó a Rodrigo.

Para empezar, el creador de innumerables éxitos como Intento, Gabriela, Soy y Ahora mirame reconoció que entró en el mundo de las drogas a los 19 años, cuando tomó consciencia de lo que había sido el fallecimiento de su hermano.

Luego, pasó a hablar de la noche en la que murió Rodrigo, quien perdió la vida a los 27 años en un accidente automovilístico. “Fue una tragedia terrible y mucha gente comenzó a quererlo después de su muerte”, dijo al principio de su relato Ulises.

Y siguió recordando aquel tristísimo momento en su vida al contar detalles de cuando recibió la peor noticia mientras esperaba su cumpleaños número 15 en su casa de Córdoba.

“Rodrigo falleció un sábado y ese lunes yo cumplía 15 años. Él me había dicho que íbamos a ir a pescar, que le había pedido a su representante el yate para ir al Tigre y mi papá cuando falleció también me había prometido que íbamos a ir a pescar cuando volviera de ese fin de semana”, recordó entonces Ulises.

Después de eso, el músico cordobés contó que cuando vio el cuerpo de su hermano sin vida en la televisión no creía que fuera él. “Me fui corriendo dos kilómetros por la ruta. Tenía 14 años y no sabía qué hacer. Mi hermano Flavio (el del medio) también estaba totalmente perdido. Y yo tuve que avisarle a mi mamá, quien se levantó de la cama y empezó a revolear todo”.

Tras la muerte de Rodrigo, Ulises, Bety (tal como se la conoce a Beatriz) y Flavio no encontraban el rumbo. “Ahí es cuando nosotros nos reunimos en una habitación para ver cómo continuábamos la vida, cómo seguíamos adelante; y en esa charla pensamos en quitarnos la vida todos​, hacer un auto suicidio, porque afrontar esa situación era muy difícil”, reveló el joven cuartetero.

“Dijimos cómo salimos adelante con esto. Había 70 periodistas en la puerta del hotel y nosotros sin saber cómo salir adelante y cómo resolver esa situación, con el dolor que sentíamos, que viene la gente y te dice lo siento mucho, y yo lo que estaba sintiendo era inexplicable”, continuó.

“Y las cámaras, y las preguntas, y todo, invadiendo tu vida íntima, porque para nosotros no era Rodrigo el artista, era mi hermano, era el hijo de mi mamá, era su magia en la casa; no era el Potro, el que llenaba estadios”, concluyó con dolor y tristeza en su mirada el ídolo popular y hermano de una de las máximas figuras que tuvo el cuarteto en su historia.

En cuanto a su repentino éxito a lo largo de todo el país y hasta en países vecino, Ulises agregó: “Cuando yo quise cantar en el Luna Park, él no me dejó y yo lo tomé como un gesto egoísta. Él me dijo que tenía que aprender de los grandes, ‘no quiero que vos pases lo que yo tuve que pasar’ y hoy me doy cuenta de lo que me decía”, cerró el músico quien aseguró que sigue ‘con lo que Rodrigo amaba’ que era la música.

share on:
share on: