El Gobierno Nacional promulgó la ley que desregula Papel Prensa

0
24

Con la promulgación por parte del Gobierno de la reforma de la ley de Papel Prensa, el macrismo apuntaló el blindaje mediático que posee gracias a la complicidad de los grupos monopólicos de comunicación, como La Nación y Clarín.

La ley 27.498, que desregula la fabricación, venta y producción de pasta celulosa y papel de diario, modificando la ley 26.736 (vigente desde diciembre del 2011), había sido aprobada el 19 de diciembre por el Senado con 45 votos a favor, 16 en contra y tres abstenciones.

La normativa promulgada pone fin a la obligación por parte de la empresa Papel Prensa de abastecer el mercado interno, establece que no se podrá imponer un aumento del arancel por la importación del papel, hoy en 0%, por el término de 10 años, y la habilita para ofrecer descuentos cuando se compren determinados volúmenes.

Todos estos puntos atentan directamente contra los pequeños medios gráficos en el acceso al papel para diarios, especialmente las PyMEs y las cooperativas, puesto que Papel Prensa ya no está obligado a venderles y que los grandes medios podrán obtener precios especiales por adquirir grandes volúmenes de papel, entre otros puntos. Un golpe directo a la libertad de expresión de las comunidades de todo el país, en especial las del interior.

Los 45 votos a favor que tuvo la ley durante el debate parlamentario fueron aportados por Cambiemos y el Peronismo Federal. La rechazaron el bloque kirchnerista, los dos senadores del peronismo pampeano, el peronista salteño Juan Carlos Romero, los progresistas Fernando Solanas y Magdalena Odarda y la misionera del Frente Renovador, Magdalena Solari.

Luego de su sanción en el Congreso, la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) emitió un duro comunicado repudiando la modificación de la Ley 26.736, que declaraba de interés público la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y de papel para diarios. “Eso aseguraba el acceso igualitario a todos los medios gráficos que requerían el insumo, favorecía la producción nacional, permitía conocer el stock, impedía la discriminación en el abastecimiento y regulaba a través de un precio único de pago al contado la venta del papel de diario”, remarca el escrito.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here