Prigioni: “Prefiero perder con nuestra gente, que ganar con uno no argentino”

0
22

El flamante entrenador del seleccionado argentino de básquet remarcó que “mientras yo esté en la selección, no habrá nacionalizados”

El entrenador de la Selección Argentina de Básquet, Pablo Prigioni, remarcó la importancia que tiene que tener el sentido de pertenecia en el combinado y rechazó cualquier posibilidad de nacionalizar jugadores extranjeros al afirmar que prefiere “perder con nuestra gente”.

En diálogo con el sitio Básquet Plus, el entrenador aseguró: “Mientras yo esté en la selección, no habrá nacionalizados. Ni siquiera un integrante del staff de otro país. Prefiero perder con gente nuestra que intentar ganar con una persona que no sea Argentina”.

En este marco, tras la consagración en la AmeriCup, señaló: “Para mí la Selección es lo más puro que hay y ya que tenemos nuestras competencias de clubes para competir con gente de todo el mundo y me parece fantástico. No estoy en contra de quienes lo hacen, sino de la regla. No creo que Lorenzo Brown sienta la camiseta española como Sergio Llull o Rudy Fernández. Ahí se acaba la discusión”.

Por otra parte, reveló como se concretó su llegada para ser el entrenador de la Selección argentina: “Recibí un fuerte apoyo de la Confederación, de Gonzalo (García), de Leo (Gutiérrez), cuando hablé con ellos, de mi familia, de los jugadores del equipo y de los Timberwolves, que era clave que ellos me autorizaran”.

“Fue realmente un fuerte empujón el que ellos me dieron, diciéndome que para la franquicia era un orgullo que yo pudiera representar a la institución en competencias internacionales siendo el seleccionador de mi país. Eso fue determinante”, agregó.

Por último, Prigioni analizó el juego que quiere darle al seleccionado y concluyó: “Estamos a una semana recién de Brasil y muchas cosas acá en Minneapolis, pero en el tema juego un poco lo que hicimos en Brasil, pero con más tiempo de trabajo y más enfocados en lo que puedan ser algunos equipos europeos que nos toque enfrentar. En líneas generales, lo que se vio en Recife, pero a la mejor versión posible”.