Un jugador de fútbol australiano denunció que su ex entrenador lo presionó para que su pareja abortara un embarazo

0
14

Hawthorn encargó este año una revisión externa de las denuncias de racismo en el club durante el mandato de esa persona como entrenador. Además, los jugadores indígenas en los equipos de reglas australianos a menudo se han quejado del abuso de la multitud en los estadios, incluidos varios jugadores estrella

La Liga Australiana de Fútbol (AFL) dice que está investigando “acusaciones muy serias” hechas por jugadores indígenas que dicen que fueron abusados racialmente por un entrenador en jefe en Hawthorn en Melbourne.

Un ex jugador de Hawthorn le dijo a ABC que el entonces entrenador del club le dijo que interrumpiera el embarazo de su pareja. Tres familias indígenas involucradas en Hawthorn durante el período del mismo hombre como entrenador de 2005 a 2021 le dijeron a ABC que supuestamente fueron acosadas y se les dijo que eligieran entre sus carreras futbolísticas y sus familias.

Los jugadores indígenas en los equipos de reglas australianas a menudo se han quejado del abuso de la multitud en los estadios, incluidos varios jugadores estrella. Pero esta es la primera vez que el cuerpo técnico de un equipo enfrenta serias acusaciones de racismo.

Hawthorn encargó este año una revisión externa de las denuncias de racismo en el club durante el mandato de esa persona como entrenador. El documento de revisión externa se entregó a la jerarquía de Hawthorn y a la unidad de integridad de la AFL hace dos semanas.

“Las experiencias descritas en el documento son extremadamente serias y requieren un examen más profundo y completo”, dijo la AFL en un comunicado el miércoles. “La AFL está finalizando un proceso para investigar las acusaciones y ha buscado más detalles de quienes compartieron sus experiencias para avanzar en su investigación”.

Hawthorn agregó que la revisión “planteó alegaciones históricas inquietantes que requieren una mayor investigación”.

ABC informó que el documento incluía acusaciones de figuras clave de Hawthorn que exigían la separación de los jóvenes jugadores indígenas de sus parejas. Dijo que una pareja fue presionada para interrumpir un embarazo por el bien de la carrera del jugador.

El jugador le dijo a ABC que un grupo de entrenadores, incluido el entrenador en jefe y su asistente, instaron a interrumpir el embarazo de su pareja, romper con su pareja y mudarse a la casa de un entrenador asistente.

“(Él) simplemente se inclinó sobre mí y exigió que tenía que deshacerme de mi hijo por nacer y de mi pareja”, dijo el jugador, que no fue identificado, a ABC.

“Luego me manipularon y me convencieron de quitar la tarjeta SIM de mi teléfono para que no hubiera más contacto entre mi familia y yo. Me dijeron que viviría con uno de los otros entrenadores a partir de esa noche”.

Más tarde el miércoles, los Brisbane Lions dijeron en un comunicado que sabían que “el entrenador sénior Chris Fagan trabajará con la AFL en una investigación sobre las denuncias sobre eventos históricos en el Hawthorn Football Club, donde fue un ex empleado”.

“Chris apoya y da la bienvenida a la investigación”, agregó el comunicado de los Lions. “No fue consultado durante la revisión patrocinada por Hawthorn y espera tener la oportunidad de ser escuchado como parte de la investigación de la AFL. Los Brisbane Lions y Chris acordaron mutuamente que se ausentará del club para poder cooperar plenamente en la investigación”.

Fagan trabajó con el entrenador en jefe de Hawthorn, Alastair Clarkson, en el club de Melbourne durante ese período de tiempo. ABC nombró a Clarkson como el sujeto principal de la investigación.

Clarkson, de quien se esperaba que asumiera sus funciones de entrenador en jefe en North Melbourne en noviembre, emitió un comunicado para abordar los reclamos.

“La salud, el cuidado y el bienestar de nuestros jugadores, el personal y sus familias siempre fueron mis principales prioridades durante mi tiempo en Hawthorn”, dijo Clarkson. “Por lo tanto, me sorprendieron las acusaciones extremadamente graves reportadas en los medios de comunicación hoy”.

“No se me otorgó ningún proceso debido y refuto cualquier acusación de irregularidades o mala conducta y espero con ansias la oportunidad de ser escuchado como parte de la investigación externa de la AFL”.