Avanza la red de monitoreo de calidad de aire en Tucumán

0
13

En el marco de la iniciativa Breathe2Change, por la que la Secretaría de Estado de Medio Ambiente trabaja en conjunto con el CONICET en la creación de la primera red de monitoreo de calidad de aire en Tucumán, se realizaron avances en la segunda etapa del proyecto.

En este sentido, se llevó a cabo la puesta a punto de los primeros diez módulos sensores que serán instalados próximamente en las localidades de San Miguel de Tucumán, Tafí Viejo, Yerba Buena, Lules, La Banda del Río Salí, El Bracho y El Cevilar, El Chañar, Los Bulacio y Los Villagra, Colombres, Ranchillos y San Miguel. 

Se trata de la primera etapa en la instalación de los módulos en el primero de tres círculos concéntricos que se colocarán progresivamente, hasta completar el total de módulos en el territorio de Tucumán, para concluir la red de monitoreo provincial. 

La finalidad es recopilar información para consolidar un espacio interinstitucional de investigación y acción, que brinde datos certeros para la toma de decisiones, en búsqueda de una mejora ambiental. 

OBJETIVO

Objetivo de la primera red de monitoreo de calidad de aire en Tucumán.

Objetivo de la primera red de monitoreo de calidad de aire en Tucumán.

Esta ambiciosa iniciativa tiene el objetivo de recabar, analizar e interpretar datos para conocer las características del aire y las fuentes de contaminación. Esto permitirá, en un futuro, crear y aplicar políticas públicas que ayuden a mitigar sus efectos en Tucumán. Cabe destacar que es un proyecto novedoso y pionero a nivel nacional, por lo que significaría un gran avance para nuestra provincia en materia científica, ambiental y humana 

En esta etapa, se lleva a cabo la socialización del proyecto para sumar socios estratégicos que brinden apoyo a la iniciativa, y de la que ya participaron algunas intendencias y comunas de la provincia. 

El abordaje de la temática ambiental es fundamental en la actualidad, teniendo en cuenta ejes como el cambio climático y la educación ambiental, pero también la salud, producción y economía, ya que la contaminación atmosférica representa una amenaza latente para estos sectores.